En el siglo VI a.C., en Grecia, donde según todos los datos nació esto que llamamos "Filosofía" vivió un hombre que no escribió nada. Era hijo de un escultor y de una comadrona y fue considerado uno de los más sabios de su época. Tan sabio fue que, todavía hoy, podemos aprender algo de él. Él fue el que pronunció esta famosa frase que da título a nuestro blog, con la que expresaba humildemente su ignorancia. ¡¿Cómo puede ser considerado sabio un hombre que confiesa que no sabe nada?!

martes, 15 de noviembre de 2011

EL MILAGRO DE ANA SULLIVAN



1.- Busca información en internet sobre la verdadera historia de Anna Sullivan y Helen Keller. Realiza un resumen con los datos que más llamen tu atención.


2.- Comenta las siguientes frases y textos sacados de la película y de los diarios personales de Ana y Helen:


3.- Algunas claves para analizar la película: ¿Cómo cabe calificar la actitud de la profesora? Rasgos positivos y negativos.

  • No desfallece: actitud firme (¿excesiva?). Educar es un auténtico reto: siempre es complicado, no tirar la toalla, no hay casos perdidos. Fortaleza, constancia y mucha paciencia.

  • Planifica una estrategia: fuera improvisaciones; los problemas no suelen solucionarse solos. No buscar resultados inmediatos.

  • Actitud creativa: flexibilidad, originalidad, redefinición; piensa en alternativas (trasladarla a la casa de campo). Las dificultades no deben paralizarnos.

  • Pensamiento positivo (se fija en lo que estima la gran capacidad de aprender de Hellen.

  • Su total disponibilidad.

¿Le falta, quizás, poner un poco de amor en lo que hace? ¿Demasiado dura en las formas?

¿Intransigente? Distinción entre la sana autoridad y el autoritarismo.

Factores que dificultan el aprendizaje de la niña.

Hábitos previos negativos: es una niña consentida (se compadecen de ella y le permiten todo). Huir de las falsas compasiones (la ven como una inútil). Falsedad de los razonamientos emocionales (las cosas no tienen por qué ser como se sienten).

Exceso de protección: miedo a que le pase algo («vuela bajito y despacio»). Es la principal dificultad que Ana Sullivan detecta. Perder el miedo a decir que no a un antojo, o incluso a algunos deseos legítimos de los hijos. Exigir que se “intenten” hacer las cosas bien; la exigencia ha de ser personal, gradual y llena de cariño. La permisividad de los padres genera el pasotismo de los hijos.

Obviamente, sus carencias físicas. Otra distorsión cognitiva: abstracción selectiva; solo se dan cuenta de los defectos de su hija, no del potencial de su inteligencia.

¿Qué estrategias motivacionales utiliza la profesora?

  • Activa la curiosidad.

  • Trabajan juntas.

  • Valora las metas: premios y castigos (¿hasta qué punto?).

  • Es consecuente.

Distorsiones cognitivas que existen en la actitud de los padres.

Ideas preconcebidas: su hija es una enferma sin cura; cuidado con la «etiquetación», huir de los fatalismos.

Exceso de protección. La exigencia sólo cobra sentido cuando nace del cariño verdadero. La exigencia no ha de doblegar la voluntad sino motivarla; no es imponer por la fuerza sino por el cariño. La voluntad se forja con vencimientos y con motivos.

Refuerzo negativo: premian una conducta negativa para que no moleste (escena del mordisco a la maestra y caramelo de la madre). Los caprichos consentidos hacen crecer las necesidades.

No identifican el problema; muchas veces el problema está en no identificar el problema. La familia sabe cuál es el problema de Helen, pero no saben cuál es el suyo, hasta que descubren que su manera de comportarse no es la adecuada.


4.- ¿Qué importancia tiene la educación, el aprendizaje, en la construcción de un ser humano? ¿Recuerdas alguna frase o imagen de la película en la que esto se ponga de manifiesto?


5.- Comentario personal: ¿Qué te ha parecido la película? ¿qué frases o momentos te han llamado más la atención? ¿Por qué?.

lunes, 31 de octubre de 2011

ACTIVIDADES SOBRE LA PELÍCULA "INVICTUS"
4º ESO



Director: Clint Eastwood

En primer lugar, leamos el poema “Invictus”, de William Ernest Henley, base de la espiritualidad de la reconciliación y el perdón de Nelson Mandela.

“Más allá de la noche que me cubre
negra como el abismo insondable,
doy gracias a los dioses que existan
por mi alma inconquistable.
En las azarosas garras de las circunstancias
nunca me he lamentado ni he pestañeado.
Sometido a los golpes del destino
mi cabeza está ensangrentada, pero erguida.
Más allá de este lugar de cólera y lágrimas
donde yace el Horror de la Sombra,
la amenaza de los años
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.
No importa cuán estrecho sea el portal,
cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino:
 soy el capitán de mi alma”.
  
1.- ¿Cuál es el significado de este poema para ti? ¿Por qué crees que inspiró tanto a Mandela durante sus años de prisión? Subraya la frase que tú mism@ escribirías. ¿Por qué?
2.- ¿Cuál de las escenas o frases de la película han llamado más tu atención? ¿Por qué?
3.- ¿Cómo describirías el personaje Nelson Mandela? ¿Cómo influye en las personas que le rodean? ¿Y al capitán de los Springboks? ¿Cómo es su personalidad? ¿Crees que son personas que se conforman con lo que hay? ¿Por qué?
4.- Busca en Internet información sobre el Apartheid. Copia alguna de las leyes que estaban en vigor durante esta época.
5.- ¿Cuál era el principal objetivo de Mandela cuando llega a presidente de Sudáfrica? ¿Cuáles son los medios que utiliza para conseguirlo?
6.- Busca información sobre Sudáfrica en la actualidad: su situación geográfica, su nivel de riqueza, su situación social. Compáralo con algún otro país africano.
7.- Para terminar, comenta este texto del propio Mandela:

“Jamás perdí la esperanza de que se produjera esta gran transformación. No sólo por los grandes héroes que ya he citado, sino por la valentía de los hombres y las mujeres corrientes de nuestro país. Siempre he sabido que en el fondo del corazón de todos los seres humanos hay misericordia y generosidad. Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, su procedencia o su religión. El odio se aprende, y si es posible aprender a odiar, es posible aprender a amar, ya que el amor surge con mayor naturalidad en el corazón del hombre que el odio. Incluso en los momentos más duros de mi encarcelamiento, cuando mis camaradas y yo nos encontrábamos en situaciones límites, alcanzaba a distinguir un ápice de humanidad en alguno de los guardianes, quizás tan sólo durante un segundo, pero lo suficiente para reconfortarme y animarme a seguir adelante. La bondad del hombre es una llama que puede quedar oculta, pero que nunca se extingue” (Nelson Mandela, El largo camino hacia la libertad. Autobiografía. Aguilar, Madrid, 2010, p. 845)
PENSANDO CON EL CINE


A algunos os la he recomendado en clase. Una buena película para entender un poco más una parte oscura y terrible de nuestra historia. Para saber de nuevo de la fuerza que tienen las mujeres.





El mundo
Un hombre del pueblo de Neguá, en la costa de Colombia, pudo subir al alto cielo. A la vuelta, contó. Dijo que había contemplado desde arriba la vida humana. Y dijo que somos un mar de fueguitos.

-El mundo es eso -reveló- un montón de gente, un mar de fueguitos. Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás. No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tanta pasión que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.

Eduardo Galeano

domingo, 18 de septiembre de 2011

PELÍCULAS PARA DISFRUTAR, PENSAR Y COMENTAR

  • La discriminación económica y social:

  • Sobre el racismo: Grita Libertad (Richard Attenborough); Arde Mississippi (Alan Parker). Crash. (Paul Haggis).

  • Sobre la inmigración: Las cartas de Alou (Moncho Armendáriz)

  • Sobre el SIDA: Philadelphia (Jhonathan Deme).

  • Sobre el paro: Los lunes al sol (Fernando León de Aranoa)

  • Sobre el sexismo: Solas (Benito Zambrano); Te doy mis ojos (Icíar Bollaín); Thelma y Louise (Ridley Scout); Sólo mía (Javier Balaguer); El color púrpura (Steven Spielberg); Mamá hay un hombre blanco en tu cama (Coline Serreau); Agua, (Deepa Mehta)

  • Problemas derivados del desarrollo industrial:

  • Armamentismo: La chaqueta metálica (Stanley Kubrick), Apocalypse Now (Francis Ford Coppola),), Contaminación: La selva esmeralda (John Boorman)

  • El reto de ser persona:

  • American Pie (Paul Weitz); Shakespeare in love (John Madden); Brokeback Mountain (Ang Lee), Mi vida sin mi (Isabel Coixet); Réquiem por un sueño, (Darren Aronofsky); American beauty (Sam Mendes), Diarios de calle (Richard LaGravenese)

    - La bioética:

  • Manipulación genética: Gattacca (Andrew Nicol)

  • Replicantes humanos: Blade Runner (Ridley Scott)

  • Experimentación genética: La isla del Dr. Moureau (John Frankenheimer)

  • Clonación: El sexto día (Roger Sppotiswoode)

  • Eutanasia: Mar adentro (Alejandro Amenábar); MiIllion Dollar Baby (Clint Eastwood).

  • Los derechos humanos:

  • Vídeo de Amnistía Internacional sobre los Derechos humanos que ilustra de forma entretenida los 30 artículos de la Declaración; Algunos hombres buenos (Rob Steiner); ¿Vencedores o vencidos? (Stanley Kramer); Mauthausen, viaje al infierno (españoles víctimas del holocausto nazi); Las trece rosas (Emilio Martínez Lázaro); La lista de Schindler (S. Spielberg); En el nombre del padre (J. Sheridan); El año que vivimos peligrosamente (Peter Weir); El jardinero fiel (Fernando Meirelles); La espalda del mundo (J. L. Corcuera), Invisibles (la historia de cinco crisis olvidadas) (Isabel Coixet y otros); Voces inocentes (Luis Mandoki, sobre el reclutamiento de niños por parte del ejército salvadoreño durante los años 80;

  • : Democracia y ciudadanía:

  • Sobre la aparición del modelo democrático: Cromwell (Ken Hughes), Invictus (Clint Eastwood)

  • Sobre el control del Estado sobre el individuo: La vida de los otros (Florian Henckel-Donnersmarck).

  • Proyectos éticos de nuestro tiempo:

  • Ecologismo: Los últimos días del Edén, Gorilas en la niebla (M. Apted); Dersu Uzala (Akira Kurosawa); Tierra, la película de nuestro planeta, Una verdad inconveniente (Al Gore).

  • Pacifismo: Ghandi (Richard Attenborough); La delgada línea roja (Terence Malick); Sin novedad en el frente (Erich María Remarque); Munich (S. Spielberg); Johnny cogió su fusil, (Dalton Trumbo); La vida secreta de las palabras (Isabel Coixet); En el valle de Elah (Paul Haggis).

  • Feminismo: Libertarias (Vicente Aranda).

  • Autonomía y heteronomía:

  • Doce hombres sin piedad (Sidney Lumet).

  • Valores y normas morales:

  • Rebelde sin causa (Nicolas Ray); los valores de la cultura esquimal frente a la occidental: Los dientes del diablo (Nicolas Ray).

  • Virtudes privadas y públicas

  • La ciudad de la alegría (Roland Joffé). Ciudadano Kane (Orson Welles).

  • La autoridad y su legitimación:

  • Sobre el golpe de estado de Pinochet en Chile: Missing (Costa Gravras)

  • Sobre el genocidio nazi: La lista de Schindler (S. Spielberg); El pianista (Roman Polanski).

  • Sobre la represión de las libertades en Cuba: Fresa y chocolate (T. Gutiérrez de Alba)

  • Fundamentación de la vida moral:

  • Sobre la importancia de los principios morales: El club de los poetas muertos (Peter Weir); La soga (Alfred Hichcock);

  • Sobre la necesidad de elegir: Los puentes de Madison (Clint Eastwood); El efecto mariposa (Eric Bress y J. Mackye Gruber).

  • Éticas de fines

  • Sobre la máxima de que el fin justifica los medios: El show de Truman (Peter Weir);

  • Tomates verdes fritos (Jon Avnet); Donde reside el amor ( Jocelyn Moorhouse).

  • Éticas del deber:

  • Conflicto de valores: Senderos de gloria (Stanley Kubrick); Gladiator (Ridley Scott).

  • Apertura de la Ética a las religiones

  • Sobre la entrega a los demás como modelo de vida: ¡Qué bello es vivir! Frank Capra.


1º BACHILLERATO. FILOSOFÍA Y CIUDADANÍA. CUESTIONES BÁSICAS


El curso de Filosofía y Ciudadanía se compone de una serie de temas que iremos trabajando a lo largo del curso, a una media de 2 o 3 por trimestre. Estos temas, en principio, son los siguientes, si bien su orden y tratamiento pueden verse modificados en función del ritmo de trabajo y los intereses del grupo:



BLOQUE I. LA FILOSOFÍA Y EL SER HUMANO

Unidad 1. La filosofía

- El descubrimiento de la razón

- Siempre Grecia: philósophos, un extraño nombre

- Filosofía, conocimiento e ignorancia

- Una actividad peculiar: los rasgos de la filosofía

- Los grandes temas de la filosofía: razón teórica y razón práctica

- Un pasado siempre presente: la filosofía y su historia

Unidad 2. El conocimiento científico y la realidad

- La ciencia y la pregunta por la naturaleza

- El método científico

- La imagen de la realidad en la ciencia clásica

- Las revoluciones científicas del siglo XX

- Nuevos modos de pensar

Unidad 3. El animal humano: origen y evolución


- Las primeras explicaciones del origen del animal humano

- El origen del animal humano y la teoría de la evolución

- El lugar del ser humano en la naturaleza: la filogénesis

- El proceso de hominización

- Los rasgos específicos del animal humano: cerebro, lenguaje y cultura

- Implicaciones filosóficas del evolucionismo


Unidad 4. Los espacios del ser humano: naturaleza, cultura y sociedad


- Dos ideas: naturaleza y cultura

- El ser humano entre la naturaleza y la cultura

- Aplicaciones de la distinción entre naturaleza y cultura

- Dentro y fuera de una cultura: «emic»/«etic»

- La variedad de las culturas humanas

- La diversidad cultural humana y la convivencia entre culturas

- La identidad cultural



BLOQUE III. LA RAZÓN PRÁCTICA: ACCIÓN Y FILOSOFÍA MORAL


Unidad 5. Los fundamentos de la acción moral: libertad y responsabilidad

- La condición ética del ser humano

- Los fundamentos de la acción ética

- La libertad, una exigencia de la moralidad

- Dos formas de ética: material y formal

- Una ética para nuestro tiempo


BLOQUE IV. LA FILOSOFÍA POLÍTICA: ESTADO, DEMOCRACIA
Y CIUDADANÍA

Unidad 6. La organización de la sociedad: poder político,
Estado y democracia

- La vida en sociedad

- Teorías sobre el origen de la sociedad

- El poder político y el Estado

- La reflexión filosófica sobre el Estado



Unidad 7. Democracia mediática y ciudadanía global:
pensar la sociedad del siglo XXI


- Vivir en el siglo XXI

- La mundialización económica

- Sociedad global y democracia mediática

- El nuevo escenario político: la democracia global

- Epílogo: los retos del presente. ¿Qué se puede esperar?


En la evaluacion trimestral se valorarán las siguientes cuestiones:


1 ) Asistencia a clase:


La pérdida de sesiones de trabajo se considera, lógicamente, como el primer obstáculo para la evaluación positiva. La tercera falta de asistencia injustificada (y siguientes) imposibilita al alumno para la evaluación continua.

2)Actitud ante el trabajo:

Los alumnos deben participar de forma asidua y voluntaria en clase. Su interés por el trabajo se evidencia en la realización de los ejercicios propuestos por la profesora y en la puntualidad de su entrega.

Además de lo expuesto, la evaluación positiva requiere la manifestación de la adquisición de los nuevos aprendizajes a través de pruebas escritas, que serán específica y trimestralmente diseñadas al respecto. En clave numérica sobre diez (10), para aquellos alumnos que superen el cuatro (4) se aconsejará la evaluación trimestral positiva, siempre que hayan cumplido los requisitos expuestos en 1) y 2). Las materias examinadas en esas pruebas escritas, quedarán sin embargo, pendientes de recuperación, independientemente de la evaluación positiva del alumno en el trimestre, si no han sido satisfechas con, al menos, un cinco (5).

La falta de asistencia a estas pruebas escritas deberá justificarse documental y suficientemente quedando entonces su recuperación aplazada a las fechas establecidas para el grupo (en el caso contrario, el/la alumno/a tendría la opción del examen final que se realizaría de toda la materia). No se repetirán los exámenes individualmente – salvo casos muy excepcionales, quedando siempre éstos sometidos al criterio del departamento – dado que existe la posibilidad de recuperación en la evaluación siguiente o en el examen final de toda la materia.

El diseño de las pruebas escritas responde a los criterios de evaluación antes expuestos, de tal modo que podrá incluir un comentario de texto(generalmente dirigido con preguntas) ,además de preguntas de carácter conceptual , crítico y/o de comparación de teorías (o problemas).

Las faltas de ortografía se contabilizarán negativamente, de tal modo que aunque los contenidos conceptuales se hayan expuesto, la incorrección en la expresión y la ortografía serán evaluadas desfavorablemente, suponiendo incluso el que la prueba deba repetirse de nuevo, ( así como actividades de refuerzo ) .Este requisito responde tanto a los objetivos específicos de la asignatura como a los generales de etapa que quedan reflejados en el Plan de Centro, debido a que consideramos fundamental el hecho de que los alumnos sepan expresarse, tanto oral como por escrito, correctamente.

La recuperación de estas pruebas se realizarán en los trimestre siguientes a cada evaluación. Sólo se reservará la nota del parcial aprobado hasta Junio, en caso de no superar la última prueba de recuperación, el alumno deberá presentarse en Septiembre con toda la asignatura. El diseño de la última prueba de recuperación estará concebido para evaluar el contenido de toda la materia y por tanto de todas las evaluaciones de tal modo que el alumno deberá demostrar que ha aprendido los contenidos desarrollados en cada trimestre y que maneja los procedimientos y que en definitiva ha alcanzado los objetivos mínimos propuestos en la programación.

4) La evaluación de los trabajos voluntarios de lectura o temas monográficos se realizará independientemente del resto de las actividades y servirá para incrementar la nota global o trimestral del curso hasta un máximo de 1,5 puntos siempre que las calificaciones en los exámenes hayan alcanzado al menos un 5.Esto significa que aunque se haya realizado el trabajo un alumno no podrá resultar con la calificación final positiva si no ha aprobado los exámenes. Estos trabajos voluntarios consisten en la lectura de libros pertenecientes a la lista que se adjunta más abajo y/o el visionado de películas cuyos títulos relacionados por temas también se adjuntan. Posteriormente se realizará un examen oral con la profesora que tiene como objeto comprobar que efectivamente se ha realizado el trabajo y ayudar en su comprensión y asimilación.También, por supuesto, se valorarán muy positivamente todos los trabajos de carácter voluntario sobre algunos de los temas que se vayan tratando a lo largo del curso.










viernes, 16 de septiembre de 2011

TEXTO DE PLATÓN

Aquí tenéis el primer texto que vamos a comentar en 2º de bachillerato. Pertenece, como ya habréis de saber a estas alturas, al mejor discípulo de Sócrates: Platón, (el de las anchas espaldas). Nietzsche, al que todavía no habéis tenido el gusto de conocer, dijo de ellos que si se habían hecho filósofos era precisamente debido a su fealdad. No tendrían entonces otra manera de enamorar a los hermosos mancebos que el uso de la palabra y el discurso, ni otra manera de huir de la llamada de la carne que inventando un mundo etéreo, de valores universales y absolutos en donde lo material dejara de tener importancia.....


PLATÓN:

República, Libro VI, 508e1 - 511e; Libro VII 514a-517c (Trad. C.Eggers Lan). Ed. Gredos. Madrid. 1992.



Libro VI

(508e-1)- Entonces, lo que aporta la verdad a las cosas cognoscibles y otorga al que conoce el poder de conocer, puedes decir que es la Idea del Bien. Y por ser causa de la ciencia y de la verdad, concíbela como cognoscible; y aun siendo bellos tanto el conocimiento como la verdad, si estimamos correctamente el asunto, tendremos a la idea del Bien por algo distinto y más bello que ellas. Y así como dijimos que era correcto tomar a la luz y a la vista por afines al sol pero que sería erróneo creer que son el sol, análogamente ahora es correcto pensar que ambas cosas, la verdad y la ciencia, son afines al Bien, pero sería equivocado creer que una u otra fueran el Bien, ya que la condición del Bien es mucho más digna de estima.

- Hablas de una belleza extraordinaria, puesto que produce la ciencia y la verdad, y además está por encima de ellas en cuanto a hermosura. Sin duda, no te refieres al placer.

- ¡Dios nos libre! Más bien prosigue examinando nuestra comparación.

- ¿De qué modo?

- Pienso que puedes decir que el sol no sólo aporta a lo que se ve la propiedad de ser visto, sino también la génesis, el crecimiento y la nutrición, sin ser él mismo génesis.

- Claro que no.

- Y así dirás que a las cosas cognoscibles les viene del Bien no sólo el ser conocidas, sino también de él les llega el existir y la esencia, aunque el Bien no sea esencia, sino algo que se eleva más allá de la esencia en cuanto a dignidad y a potencia.

-Y Glaucón se echó a reír:

- ¡Por Apolo!, exclamó . ¡Qué elevación demoníaca!

- Tú eres culpable, repliqué, pues me has forzado a decir lo que pensaba sobre ello.

- Está bien; de ningún modo te detengas, sino prosigue explicando la similitud respecto del sol, si es que te queda algo por decir.

- Bueno, es mucho lo que queda.

- Entonces no dejes de lado ni lo más mínimo.

- Me temo que voy a dejar mucho de lado; no obstante, no omitiré lo que en este momento me sea posible.

- No, por favor.

- Piensa entonces, como decíamos, cuáles son los dos que reinan: uno, el del género y ámbito inteligibles; otro, el del visible, y no digo `el del cielo' para que no creas que hago juego de palabras. ¿Captas estas dos especies, la visible y la inteligible?

- Las capto.

- Toma ahora una línea divida en dos partes desiguales; divide nuevamente cada sección según la misma proporción, la del género de lo que se ve y otra la del que se intelige, y tendrás distinta oscuridad y claridad relativas; así tenemos primeramente, en el género de lo que se ve, una sección de imágenes. Llamo `imágenes' en primer lugar a las sombras, luego a los reflejos en el agua y en todas las cosas que, por su constitución, son densas, lisas y brillantes, y a todo lo de esa índole. ¿Te das cuenta?

- Me doy cuenta

- Pon ahora la otra sección de la que ésta ofrece imágenes, a la que corresponden los animales que viven en nuestro derredor, así como todo lo que crece, y también el género íntegro de cosas fabricadas por el hombre.

- Pongámoslo.

- ¿Estás dispuesto a declarar que la línea ha quedado divida, en cuanto a su verdad y no verdad, de modo tal que lo opinable es a lo cognoscible como la copia es a aquello de los que es copiado?

- Estoy muy dispuesto.

- Ahora examina si no hay que dividir también la sección de lo inteligible.

- ¿De qué modo?

- De éste. Por un lado, en la primera parte de ella, el alma, sirviéndose de las cosas antes imitadas como si fueran imágenes, se ve forzada a indagar a partir de supuestos, marchando no hasta un principio sino hacia una conclusión.

- Por otro lado, en la segunda parte, avanza hasta un principio no supuesto, partiendo de un supuesto y sin recurrir a imágenes -a diferencia del otro caso-, efectuando el camino con Ideas mismas y por medio de Ideas.

- No he aprehendido suficientemente esto que dices.

- Pues veamos nuevamente; será más fácil que entiendas si te digo esto antes. Creo que sabes que los que se ocupan de geometría y de cálculo suponen lo impar y lo par, las figuras y tres clases de ángulos y cosas afines, según lo investigan en cada caso. Como si las conocieran, las adoptan como supuestos, y de ahí en adelante no estiman que deban dar cuenta de ellas ni a sí mismos ni a otros, como si fueran evidentes a cualquiera; antes bien, partiendo de ellas atraviesan el resto de modo consecuente, para concluir en aquello que proponían al examen.

- Sí, esto lo sé.

- Sabes, por consiguiente, que se sirven de figuras visibles y hacen discursos acerca de ellas, aunque no pensando en éstas sino en aquellas cosas a las cuales éstas se parecen, discurriendo en vista al Cuadrado en sí y a la Diagonal en sí, y no en vista de la que dibujan, y así con lo demás. De las cosas mismas que configuran y dibujan hay sombras e imágenes en el agua, y de estas cosas que dibujan se sirven como imágenes, buscando divisar aquellas cosas en sí que no podrían divisar de otro modo que con el pensamiento.

- Dices verdad.

- A esto me refería como la especie inteligible. Pero en esta su primera sección, el alma se ve forzada a servirse de supuestos en su búsqueda, sin avanzar hacia un principio, por no poder remontarse más allá de los supuestos. Y para eso usa como imágenes a los objetos que abajo eran imitados, y que habían sido conjeturados y estimados como claros respecto de los que eran sus imitaciones.

- Comprendo que te refieres a la geometría y a las artes afines.

- Comprende entonces la otra sección de lo inteligible, cuando afirma que en ella la razón misma aprehende, por medio de la facultad dialéctica, y hace de los supuestos no principios sino realmente supuestos, que son como peldaños y trampolines hasta el principio del todo, que es no supuesto, y tras aferrarse a él, ateniéndose a las cosas que de él dependen, desciende hasta una conclusión, sin servirse para nada de lo sensible, sino de Ideas, a través de Ideas y en dirección a Ideas hasta concluir en Ideas.

- Comprendo, aunque no suficientemente, ya que creo que tienes en mente una tarea enorme: quieres distinguir lo que de lo real e inteligible es estudiado por la ciencia dialéctica, estableciendo que es más claro que lo estudiado por las llamadas `artes’, para las cuales los supuestos son principios. Y los que los estudian se ven forzados a estudiarlos por medio del pensamiento discursivo, aunque no por los sentidos. Pero a raíz de no hacer el examen avanzando hacia un principio sino a partir de supuestos, te parece que no poseen inteligencia acerca de ellos, aunque sean inteligibles junto a un principio. Y creo que llamas `pensamiento discursivo' al estado mental de los geómetras y similares, pero no `inteligencia'; como si el `pensamiento discursivo' fuera algo intermedio entre la opinión y la inteligencia.

- Entendiste perfectamente. Y ahora aplica a las cuatro secciones estas cuatro afecciones que se generan en el alma; inteligencia, a la suprema; pensamiento discursivo, a la segunda; a la tercera asigna la creencia y la cuarta la conjetura; y ordénalas proporcionadamente, considerando que cuanto más participen de la verdad tanto más participan de la claridad.

- Entiendo, y estoy de acuerdo en ordenarlas como dices.

En este enlace encontrarás más información para ayudarte en el comentario de texto:



Libro VII


(514a) -Después de eso proseguí compara nuestra naturaleza respecto de su educación y de su falta de educación con una experiencia como ésta. Represéntate hombres en una morada subterránea en forma de caverna, que tiene la entrada abierta, en toda su extensión, a la luz. En ella están desde niños con las piernas y el cuello encadenados, de modo que deben permanecer allí y mirar sólo delante de ellos, porque las cadenas les impiden girar en derredor la cabeza. Más arriba y más lejos se halla la luz de un fuego que brilla detrás de ellos; y entre el fuego y los prisioneros hay un camino más alto, junto al cual imagínate un tabique construido de lado a lado, como el biombo que los titiriteros levantan delante del público para mostrar, por encima del biombo, los muñecos.

- Me lo imagino.

- Imagínate ahora que, del otro lado del tabique, pasan hombres que llevan toda clase de utensilios y figurillas de hombres y otros animales, hechos en piedra y madera y de diversas clases; y entre los que pasan unos hablan y otros callan.

- Extraña comparación haces, y extraños son esos prisioneros.

- Pero son como nosotros. Pues en primer lugar, ¿crees que han visto de sí mismos, o unos de los otros, otra cosa que las sombras proyectadas por el fuego en la parte de la caverna que tienen frente a sí?

- Claro que no, si toda su vida están forzados a no mover las cabezas.

- ¿Y no sucede lo mismo con los objetos que llevan los que pasan del otro lado del tabique?

- Indudablemente.

- Pues entonces, si dialogaran entre sí, ¿no te parece que entenderían estar nombrando a los objetos que pasan y que ellos ven?

- Necesariamente.

- Y si la prisión contara con un eco desde la pared que tienen frente a sí, y alguno de los que pasan del otro lado del tabique hablara, ¿no piensas que creerían que lo que oyen proviene de la sombra que pasa delante de ellos?

- ¡Por Zeus que sí!

- ¿Y que los prisioneros no tendrían por real otra cosa que las sombras de los objetos artificiales transportados?

- Es de toda necesidad.

- Examina ahora el caso de una liberación de sus cadenas y de una curación de su ignorancia, qué pasaría si naturalmente les ocurriese esto: que uno de ellos fuera liberado y forzado a levantarse de repente, volver el cuello y marchar mirando a la luz, y al hacer todo esto, sufriera y a causa del encandilamiento fuera incapaz de percibir aquellas cosas cuyas sombras había visto antes. ¿Qué piensas que respondería si se le dijese que lo que había visto antes eran fruslerías y que ahora, en cambio está más próximo a lo real, vuelto hacia cosas más reales y que mira correctamente? Y si se le mostrara cada uno de los objetos que pasan del otro lado del tabique y se le obligara a contestar preguntas sobre lo que son, ¿no piensas que se sentirá en dificultades y que considerará que las cosas que antes veía eran más verdaderas que las que se le muestran ahora?

- Mucho más verdaderas.

- Y si se le forzara a mirar hacia la luz misma, ¿no le dolerían los ojos y trataría de eludirla, volviéndose hacia aquellas cosas que podía percibir, por considerar que éstas son realmente más claras que las que se le muestran?

- Así es.

- Y si a la fuerza se lo arrastrara por una escarpada y empinada cuesta, sin soltarlo antes de llegar hasta la luz del sol, ¿no sufriría acaso y se irritaría por ser arrastrado y, tras llegar a la luz, tendría los ojos llenos de fulgores que le impedirían ver uno solo de los objetos que ahora decimos que son los verdaderos?

- Por cierto, al menos inmediatamente.

- Necesitaría acostumbrarse, para poder llegar a mirar las cosas de arriba. En primer lugar miraría con mayor facilidad las sombras, y después las figuras de los hombres y de los otros objetos reflejados en el agua, luego los hombres y los objetos mismos. A continuación contemplaría de noche lo que hay en el cielo y el cielo mismo, mirando la luz de los astros y la luna más fácilmente que, durante el día, el sol y la luz del sol.

- Sin duda.

- Finalmente, pienso, podría percibir el sol, no ya en imágenes en el agua o en otros lugares que le son extraños, sino contemplarlo como es en sí y por sí, en su propio ámbito.

- Necesariamente.

- Después de lo cual concluiría, con respecto al sol, que es lo que produce las estaciones y los años y que gobierna todo en el ámbito visible y que de algún modo es causa de las cosas que ellos habían visto.

- Es evidente que, después de todo esto, arribaría a tales conclusiones.

- Y si se acordara de su primera morada, del tipo de sabiduría existente allí y de sus entonces compañeros de cautiverio, ¿no piensas que se sentiría feliz del cambio y que los compadecería?

- Por cierto.

- Respecto de los honores y elogios que se tributaban unos a otros, y de las recompensas para aquel que con mayor agudeza divisara las sombras de los objetos que pasaban detrás del tabique, y para el que mejor se acordase de cuáles habían desfilado habitualmente antes y cuáles después, y para aquel de ellos que fuese capaz de adivinar lo que iba a pasar, ¿te parece que estaría deseoso de todo eso y envidiaría a los más honrados y poderosos entre aquéllos? ¿O más bien no le pasaría como al Aquiles de Homero, y «preferiría ser un labrador que fuera siervo de un hombre pobre» o soportar cualquier otra cosa, antes que volver a su anterior modo de opinar y a aquella vida?

- Así creo también yo, que padecería cualquier cosa antes que soportar aquella vida.

- Piensa ahora esto: si descendiera nuevamente y ocupara su propio asiento, ¿no tendría ofuscados los ojos por las tinieblas, al llegar repentinamente del sol?

- Sin duda.

- Y si tuviera que discriminar de nuevo aquellas sombras, en ardua competencia con aquellos que han conservado en todo momento las cadenas, y viera confusamente hasta que sus ojos se reacomodaran a ese estado y se acostumbraran en un tiempo nada breve, ¿no se expondría al ridículo y a que se dijera de él que, por haber subido hasta lo alto, se había estropeado los ojos, y que ni siquiera valdría la pena intentar marchar hacia arriba? Y si intentase desatarlos y conducirlos hacia la luz, ¿no lo matarían, si pudieran tenerlo en sus manos y matarlo?

- Seguramente.

- Pues bien, querido Glaucón, debemos aplicar íntegra esta alegoría a lo que anteriormente ha sido dicho, comparando la región que se manifiesta por medio de la vista con la morada-prisión, y la luz del fuego que hay en ella con el poder del sol; compara, por otro lado, el ascenso y contemplación de las cosas de arriba con el camino del alma hacia el ámbito inteligible, y no te equivocarás en cuanto a lo que estoy esperando, y que es lo que deseas oír. Dios sabe si esto es realmente cierto; en todo caso, lo que a mí me parece es que lo que dentro de lo cognoscible se ve al final, y con dificultad, es la Idea del Bien. Una vez percibida, ha de concluirse que es la causa de todas las cosas rectas y bellas, que en el ámbito visible ha engendrado la luz y al señor de ésta, y que en el ámbito inteligible es señora y productora de la verdad y de la inteligencia, y que es necesario tenerla en vista para poder obrar con sabiduría tanto en lo privado como en lo público.

- Comparto tu pensamiento, en la medida que me es posible.